sábado, 28 de diciembre de 2013

Fiesta por la pineridad

   Revisando el archivo impreso del semanario pinero Victoria, encontré esta edición del suplemento cultural Al sur. Una publicación que ha transitado por varias épocas.
    En esta, la edición número 20 de la cuarta época, del sábado 16 de diciembre de 2006, se habla de la jornada pinera de la cultura, la cual  estuvo dedicada a las figuras de Pablo de la Torriente Brau, Trinidad Valdés y Maura Torres Pérez, esta última, popular locutora, ya retirada de su profesión.
   A mi mente vienen gratos recuerdos de esas actividades que animaban las fiestas por la pineridad, como en este caso un espectáculo infantil en el parque Julio Antonio Mella, un bello sitio que no es utilizado en toda su potencialidad; en la sala teatro La Toronjita Dorada la presentación de la obra El conejito Blas de la carreta de Los Pantoja; los bailables en la Plaza El Pinero y en el portal del Teatro Victoria con Capítulo X e Ilú Aché; la popular y gustada Feria del Coco, jolgorio representativo del rescate de tradiciones de la cultura jamaiquina-caimanera, su música, sus bailes y comidas típicas, en fin…
   Este pinero, hace ya dos años fuera de su amado terruño, mantiene sus raíces, se enorgullece de haber nacido en esa islita del Mar Caribe, lo dice una y otra vez en cada programa frente a los micrófonos de emisoras nacionales, porque nunca debemos renegar de dónde venimos.
    Aprovecho la posibilidad del internet y de este blog, para rescatar la Memoria Histórica pinera, dar a conocer al mundo los más mínimos detalles que pudieran resultar de interés.
   Pineros y cubanos hay en todos los sitios del mundo, y muchos agradecen este sitio; también los miles de estudiantes extranjeros que crecieron y se formaron en las escuelas de la Isla de la Juventud.
   Es una sencilla y modesta contribución al rescate de los sueños, algunos en el olvido, de los que no nos resignamos a perder la identidad.
 Ramón Leyva Morales