martes, 23 de abril de 2013

Sin límites





Aquí, todos los hipervínculos SIN LÍMITES:
“Donde la fotografía, es la protagonista”
Búsquelos y compártalos con sus amigos y familiares
 1-    Detalles de La Habana I
2-    Detalles de La Habana II
3-    Detalles de La Habana III
4-    Detalles de La Habana IV
5-    Detalles de Nueva Gerona I
6-    Detalles de Nueva Gerona II
7-    Desde mi balcón pinero
8-    Playa Bibijagua
9-    Arenas diferentes
10-          Desnudos balcones
11-          Arte sobre ruedas
12-          Cuerpos al mar
13-          Tu mirada, mi tristeza
14-          En el malecón cubano
15-          Últimos rayos
16-          Paisajes pineros I
17-          Paisajes pineros II
18-          Paisajes pineros III
19-          Paisajes pineros IV
20-          Isla bendecida I
21-          Isla bendecida II
22-          Isla bendecida III
23-          Isla bendecida IV
24-          Parque Eólico Los Canarreos
25-          Paisajes pineros V
26-          El regreso del nunca más
27-          Descansa en mis recuerdos
   AQUÍ encontrará imágenes de los hermosos paisajes que atesora la mágica Isla de la Juventud, conocerá los secretos tras el lente que captó las exclusivas arenas negras del oeste pinero, la pintura tras la mano de Dios en los atardeceres de ese territorio cubano, los rostros de habitantes del terruño insular con la visita de la Patrona de Cuba, el arte sobre ruedas en los bicitaxis geronenses, los innumerables detalles de la capital del país, los cuerpos que buscan el contacto con la naturaleza en el malecón de La Habana… 
   Cuando decidí adentrarme en el mundo de los blogers, lo hice no solo por la posibilidad real que me daba mi puesto de labor, sino por la promesa personal de mostrar al mundo el trabajo fotográfico de una persona que desde sus 14 años de edad, y hasta su último suspiro, se dedicó a captar la vida misma a través de las imágenes, esas que dejan las huellas del tiempo.
Primero fue Carapachibey, dedicado a Evelio Medina Rodríguez tras su repentino deceso, en plena labor fotoreporteril en la prensa pinera.
   Quería solo dar a conocer sus fondos fotográficos o archivos personales, esos que dejó inéditos en su máquina de trabajo.
   Para ello acudí al género de los fotoreportajes, donde el texto solo se utiliza para calzar brevemente lo que se muestra, es decir, que la fotografía es la protagonista, y como bien se dice: Hay imágenes que dicen más que mil palabras.
Aquí está la muestra de su entrega diaria, aunque lamentablemente no podré publicar las miles de fotos que se guardan en los rollos en blanco y negro, en su etapa de fotógrafo del Órgano de Gobierno del Poder Popular en la Isla de la Juventud, o en el periódico Victoria, cuando aún se utilizaba la técnica del revelado en el cuarto oscuro.
Miles de fotos artísticas guardadas en el tiempo, esperando ser digitalizadas por alguien que posea los métodos para ello, y regalarnos la historia de una isla que no se quedó en el ayer, sino que avanza con su gente.
   Después surgió “Sin límites”, donde fusioné artículos con fotos de Evelio y mías, atreviéndome a publicar lo que él  me había enseñado, y que con su cámara, modestamente, intento mostrar, porque la vida sigue, no se detiene, y me sentí con el deber de continuar la obra que había dejado inconclusa.
   Nunca llegaré a lograr su calidad artística, pero con la sensibilidad y el amor que Dios me regaló, seguiré el camino de la cotidianidad cubana.
   Si límites ya tuvo su artículo final, desde ahora todos se publicarán en Carapachibey, como faro que guía a los navegantes del mundo, a esos que se asoman a nuestras costas, para conocer más de este archipiélago del Mar Caribe.
 

¿Por qué el nombre de Carapachibey?

     No, no voy a contar la historia de esa región del sur pinero, donde se asienta majestuoso el faro de igual nombre, a más de 90 kilómetros de la ciudad de Nueva Gerona, y el cual es considerado el más alto de toda América Latina.
   Cuando decidí tener una cuenta  “gmail” en el buscador Google, quise tenerla con una palabra que mostrara la pineridad, porque no solo nací en ese terruño, sino que defiendo mi condición de isleño en cualquier tribuna donde me encuentre: “el regionalismo es uno de mis mayores defectos o virtudes, según el criterio de cada quién”.
     Mi asombro fue mayúsculo al comprobar que a nadie se le había ocurrido utilizarla en los correos electrónicos, máxime cuando es una región conocida a nivel internacional y con una historia universal.
   No dudé entonces en llevar mi sueño de contar con un sitio propio en el internet con un nombre bien pinero, y así surgió Carapachibey, pero…, he aquí “el otro Carapachibey” que se adueñó del sitio y es el protagonista en los primeros artículos del blog.
   Un grupo de chicos de la Isla, un proyecto de modas, liderados por otro Evelio, no el fotógrafo, este, un reconocido coreógrafo y artífice de la cultura local, del cual conocerán en próximo artículo de esta página.
Medina, (Evelio), se enamoró del proyecto de su tocayo, y se convirtió en el fotógrafo personal del popular y polémico grupo de jóvenes de la islita caribeña, y gracias al atinado trabajo suyo, podemos apreciar hoy la variedad y calidad en ellos.
   Pero hay otro secreto del por qué Carapachibey para nombrar mi blog y fue el que me motivó a escoger el nombre.
   En el año 2000 surgió en la literatura de la Isla una revista cultura con ese nombre, y fue en diciembre de ese año que con el número cero, aparece en las librerías del territorio.
   En la contraportada de la portada el lector puede apreciar al faro del sur pinero, y en el crédito de la foto, el nombre del desaparecido amigo Evelio Medina Rodríguez, es decir, fue Eve a quien escogieron para eternizar en esa naciente publicación, el nombre de la revista y de esa región de la geografía insular, y las casualidades no están escritas, era lógico que después de las coincidencias, me decidiera definitivamente a nombrar Carapachibey a este sitio donde usted amablemente accede.
   Lo invito a escribirme y dar el criterio del mismo, será de gran utilidad para usted y para mí, porque las sugerencias, las opiniones, las críticas, son el nutriente para perfeccionar lo que nunca podrá llegar a serlo, pero sí mejorarlo.
   Desde la Isla de la Juventud...

Bodyart, florecimiento de un arte antiquísimo

Artículo publicado en la edición digital del periódico Victoria de la Isla de la Juventud, el miércoles 11 de febrero de 2009, por la periodista
Yojamna Sánchez Ponce de León.
Todas las fotos del presente artículo pertenecen al desaparecido fotoreportero Evelio Medina Rodríguez.
 
Su primera presentación fue en la pasada edición de la Feria Internacional del Libro en la que se alzó como la propuesta más atractiva.
Luego aderezó exposiciones y otros eventos culturales, y lo cierto es que hoy al cabo de un año, todavía hay quien se pregunta ¿de dónde salieron esos muchachos con los cuerpos pintados?, ¿Bodyart?, ¿están completamente desnudos?
 


UN PROYECTO DE TODAS LAS ARTES
El proyecto de arte corporal del grupo de modas Carapachibey constituye un novedoso instrumento del talento local que busca mostrar su quehacer artístico y elevar el gusto estético de los pineros.
Sobre él comentó su creador y director Evelio González Carbonell:
“Es una idea que nació a partir de la unión de varios creadores en un salón de arte erótico. Todos coincidimos en que queríamos hacer algo de conjunto y pensamos en cómo reflejar la obra de los artistas de la plástica a partir del cuerpo del ser humano”.
La propuesta tuvo una continuidad en la exposición Arte del aire de Lisandro Iván Celles (Chimendry).
“Ya yo había tenido la experiencia con el maestro y precursor del Bodyart en Cuba, Manuel Mendive, con el cual tuve el privilegio de estar en las ciudades italianas de Roma y Milano donde hicimos este tipo de trabajo. De ahí que me decida a abordar esta línea y fusionar las manifestaciones que pueda incluir”.
“Lo que pretendo es integrar a los jóvenes creadores y las corrientes vanguardistas en una simbiosis de todas las artes, un proyecto aglutinador y de impacto social”.
“Ahora utilizamos alrededor de 30 muchachos; la composición es muy heterogénea y eso lo hace muy rico y variable porque da propuestas de los diferentes cuerpos. No trabajo de forma directa con los patrones establecidos por las normas nacionales e internacionales como siempre he hecho, sino que voy un poco a la diversidad de las anatomías a partir de las propias concepciones individuales de cada una de ellas”.
“Algunos provienen de una labor de profilaxis. Uno de los logros del proyecto es que todos estudian o trabajan; hemos puesto como requisito obligatorio tener 12 grado”.
“Todavía no tenemos un elenco definido, estamos abiertos a elevar la composición del grupo.”
Concerniente al uso del desnudo el también coreógrafo señaló:
“En esta primera parte no necesariamente llegamos al desnudo total”.
“Este tipo de arte lo utiliza, sin embargo como ahora trabajamos el impacto social no lo hacemos. Además, consideramos que para reflejar una obra no tenemos que llegar a él sino que usamos el semidesnudo e incluso muy bien trabajado en la parte del pubis y los senos, por lo que no resulta fácil identificar cuáles son los puntos de desnudez.”
Para pintar el cuerpo se utilizan pigmentos naturales o acrílicos, productos de base acuosa u oleosa, así como el aerógrafo, elemento que vaporiza la pintura acelerando el tiempo de realización.
Sobre los materiales empleados González Carbonell explicó:
“De forma general lo que se usa es el acrílico porque las demás pinturas son buenas pero se hace difícil quitarlas, por ejemplo el óleo daña la piel, puede provocar erupciones y el acrílico, aunque no está hecho de forma específica para el cuerpo por su textura plástica es la que más se adapta a este trabajo”.
“Ahora estamos incursionando con el caolín, sus pigmentaciones. Pretendemos utilizarlo como base, es un fango muy fácil de retirar y así el acrílico no daña la piel.”
PRIMERO LA PINTURA, LUEGO EL VESTIDO
  Todavía los estudios sociológicos no han arrojado si fue con fines decorativos, como camuflaje para la caza o para atemorizar a sus contrarios, lo cierto es que nuestros antepasados tomaron sus cuerpos como el primer soporte para la pintura. Primero se pintaron y luego se vistieron. Y muchos aseguran que así se afirmó su identidad, la pertenencia a un grupo y al entorno.
Usaban entre otros elementos la sangre de los animales, tierra y carbón que mezclaban con aceite de almizcle (extraído de mamíferos), arcilla, cenizas, mejorana y cobre.
Con el decursar de los años esta práctica de decorar la propia anatomía se limitó al ámbito de la cosmética facial, pero en la actualidad la técnica del body painting o pintura sobre el cuerpo, que a diferencia de los tatuajes es efímera, nos devuelve su magia y encanto.
Variadas son las culturas que exhiben el arte sobre el cuerpo, modalidad mediante la cual el hombre se expresa y que apareció en Occidente a finales del siglo XX, surgiendo así el Bodyart, estilo circunscrito al arte conceptual con marcada notoriedad en Europa y Estados Unidos y que muchos estudiosos catalogan de transitorio, como atavíos en el teatro y la danza y sus diseños muestran abstractos, símbolos, mimesis de animales, naturaleza y objetos.
LA APRECIACIÓN DE LA CRÍTICA
Sobre el proyecto que se retoma en la Isla a partir de nuevos conceptos que tienen como basamento la integralidad, el crítico Freddy David Rodríguez destacó:
“La propuesta artística de Carapachibey trasciende la clásica pasarela para aventurarse en un espectáculo más revolucionador y estéticamente sugerente”.
“De un modo especial retorna el Bodyart. Lo que lo convierte en único es que cada uno de los jóvenes artistas convocados plasma su estilo personal, su impronta encima de los modelos con una visualidad irrepetible”.
“La acción performática combina desde el arte abstracto hasta la más elocuente figuración, desde la planimetría hasta unos atrevidos volúmenes, incluso la experimentación con el papier mache sobre la piel, convirtiendo el cuerpo en esculturas vivas, en puro arte cinético.”

VISIÓN DEL ARTISTA
Manuel Leyva, Raymond Godefoy, Carlos Cabrera, Lisandro Celles, Yonier Powery, Ronny Nápoles, Vladimir González, Dayamila Aguilera, entre otros artistas de la plástica y estudiantes de la Academia de Artes Plásticas Wifredo Lam, han creado sobre los cuerpos de los muchachos.
Acerca de la experiencia Dayamila (Popi), explicó:
“Resulta nuevo porque es nuestra obra en figuras humanas y el modelo la defiende a partir de las propias características de su anatomía y de su físico. La experiencia ha sido trabajada en Cuba y en el extranjero pero no deja de ser novedosa en el Municipio donde todavía no había tenido esta magnitud; es decir, el amplio poder de convocatoria y considero que es una acción muy interesante; uno siempre está en la búsqueda de nuevos soportes para plasmar ideas y conceptos que pueden devenir de diferentes materiales”.
“En este caso es genial, es otra persona quien defiende el trabajo a través de su cuerpo en diferentes manifestaciones.”
Carapachibey labora en la superación de sus integrantes quienes reciben talleres y cursos de ballet, técnica de la danza, expresión corporal, acrobacia, actuación y apreciación de las artes impartidos por personal calificado del territorio.
Recientemente y para elevar su preparación tomaron un curso teórico práctico para la formación integral de modelos profesionales ofrecido por la directora artística de la Mesón Katia Gil, lo que los pone en mejores condiciones para presentar al público un producto de mayor calidad.
A decir de González Carbonell, el proyecto inmediato del grupo es la clausura del evento de fotografía submarina Fotosub  en marzo venidero, ocasión en la que se mostrará la belleza de nuestros fondos marinos.
Aunque hay quien mira el Bodyart con cierto recelo, Evelio, sus modelos y los artífices locales apuestan por él.
Disfrutemos entonces despojándonos de todo prejuicio por la osada propuesta; apreciemos la variedad del arte pinero en los cuerpos decorados que conceden a la vista del espectador una singular beldad cuando exhiben un arte antiquísimo que hoy florece.

domingo, 21 de abril de 2013

Descansa en mis recuerdos

… cuando cada día caiga el ocaso,
cuando el atardecer ceda paso a la noche,
búscame en la luz de la luna,
y si ella no te acompaña,
entonces, encuéntrame en un lucero…,
Si tampoco él nos quiere acompañar,
no importa,
mi presencia la tendrás en la más remota y minúscula estrella
del universo…,
Si en el amanecer,
del alba de cada mañana,
las nubes oscurecen los rayos del sol,
no te preocupes,
con mi espiritualidad vas a tener el calor necesario, para
emprender los proyectos de un nuevo día…,
Si la jornada te resulta agotadora,
descansa en mis recuerdos,
yo te acompaño en cada respiración de nuestra
existencia…

Vea más imágenes aquí: